Desayuno Solar. “Gracias por invitarme”

Es obvio que el panorama cultural a nuestro alrededor está sufriendo cambios drásticos. Cambios económicos muy violentos que obligan a tomar las cosas de otra manera, de una forma más responsable, conectada y participativa si cabe. La cultura que se desarrolla en nuestro entorno es la que paralelamente nos va determinando como sociedad, una forma o parámetro que en años venideros será sintomática de nuestras características generacionales.

Ver el vaso medio lleno es una gran virtud y por tanto es de donde podemos sacar lo positivo de la situación. Solar ha demostrado que haciendo hincapié en que no estamos solos, que la cultura no es un laboratorio a puerta cerrada donde conviven artistas, agentes culturales y demás profesionales del medio, sino que la cultura es compartir y colaborar. Servirnos de la ilusión que experimenta una persona cuando se le pide implicación en un proyecto, cuando se desarrolla al lado de su casa y cuando –¿Por qué no?- la temática le toca de lleno, hace que proyectos así no sólo valgan la pena sino que sean totalmente necesarios.
Solar es todo eso, desde el lugar donde ocurren las cosas hasta la financiación para poder desarrollarlas.
Por eso muchas gracias por el Desayuno, por apoyar la iniciativa de Oliver Behrmann de usar cuerpos reales para construir sin artificios unas figuras totalmente conectadas con la ciudadanía, que le servirán a Laura Gherardi de contenedor de sus formas sensibles y que suponen un trampolín a las formas que Acaymo S. Cuesta nos brindará. Muchas gracias por inundarnos con la ilusión de las personas que creen que otro foro de encuentro e intercambio es posible, por compartir una comida y por el honor de poder invitarles.

Anuncios

Días de montaje en Solar

De manifiesto empieza a tomar cuerpo en el espacio de Solar, donde Oliver Behrmann realiza su obra in situ. El proceso de montaje es una de los aspectos más interesantes de este proyecto, una alternativa al “cubo blanco” donde se trabaja al aire libre como forma de entender los discursos culturales contemporáneos de una manera cercana, a pie de calle.

¿Y cómo va esto? De Manifiesto

A partir del 27 de febrero lo que encontrarás en Solar será la unión de tres sensibilidades en torno al cuerpo como reflejo de la ciudad. Sus muros se convierten en un croquis por el que guiarnos a través de las arterias/caminos de Laura Gherardi, Acaymo S. Cuesta y Oliver Behrmann, concebimos esta exposición como algo de todos para que nos sintamos “responsables de la cultura” que a nuestro alrededor. Por esto, seguiremos buscando financiación entre los comerciantes de la zona y todas aquellas personas que nos quieran apoyar.

La suma obtenida por la colaboración se destinará a:
• Compra de materiales para la realización de una intervención mural.
• Copiado de las fotografías a bajo coste.
• Transporte de la obra.
• Material de difusión.
Se proporcionará a cada establecimiento comercial o persona colaboradora un estado de las cuentas el día después de la inauguración.

• El primero y más importante de los beneficios es el aporte a la cultura de la ciudad, participando activamente en un proyecto que trata de crear red y entramado social a partir de los valores culturales, de crítica y de crecimiento personal.
• El establecimiento comercial o persona que decida participar en el proyecto será retratada por Encarneviva – en su lugar de trabajo en el caso de comercio – con el fin de atestiguar su participación en el proyecto. La mención será la de patrocinador.

Si te apetece formar parte de esto escribe a ultimomaudit@gmail.com

En proceso de cambio. De Manifiesto

En proceso de cambio. De Manifiesto

Ahora que se clausura Actitud, proyecto de Lola Bardel con Encarneviva, Perreko, Emilio PrietoIonut-Daniel UngureanuDea Woon Kan, no queda más remedio que afrontar lo conseguido. Tal y como venía exponiéndose en Solar, la cultura es algo propio de la ciudadanía, una herramienta que con responsabilidad fomenta las relaciones entre vecinos y borra las fronteras de entendimiento entre éstos. Actitud ha conseguido que el comercio de los alrededores se implique y sobre todo que personas ajenas o no a los círculos culturales de la isla aporten algo y se sientan parte de un proyecto único. Formar parte de algo es lo conseguido. Estar en continuo proceso de cambio es la actitud.

Después de esta primera propuesta dentro del cubo urbano que es SOLAR, continuamos ese proceso de cambio y de creación de nuevas redes culturales “a través de los recursos propios de los ciudadanos”. Ahora la ciudad se toma como escenario, como un paisaje que es habitado por figuras que late, efímeras y deambulantes. De Manifiesto pone en relación los conceptos urbe y cuerpo, el primero como algo público, el segundo como contenedor privado que lo recorre.
Dentro de Solar se pone de manifiesto la existencia de un reflejo, una imagen de nosotros mismos analizada desde tres prismas diferentes. La dicotomía entre las imágenes matéricas de Laura Gherardi, el cuerpo capturado de Acaymo S. Cuesta y el perfil dinamitado de Oliver Behrmann, representan el tránsito del cuerpo entre la ciudad real y la ciudad ideal.

De Manifiesto es relacionar el espacio público y el cuerpo privado.

Dalia de la Rosa

 
En Solar del 27 de febrero en adelante.
Calle Suárez Guerra, 15 (Entrada por Pi y Margall)
Santa cruz de Tenerife.