Grabada en la retina. Una acción en muchos lugares.

 

Desde dos meses que Oliver Behrmann se ha dado al itinerario por la ciudad. Vislumbrando lugares transitorios donde la vida no es vivida más allá del desplazamiento, de encuentros fortuitos o de la espera por el paso del tiempo hacia un objetivo concreto de permanencia. La noción de un espacio que funciona como puente entre lugares de importancia como el hogar, el trabajo o la universidad es ahora, y aquí en De Manifiesto, entendida como una contaminación hacia los espacios comunes de nuestras ciudades que lejos de comportarse como un entramado activo de intercambio están adormecidas y en las peores certezas, interiormente mutiladas.

Esta visión casi apocalíptica de la ciudad como un lugar no vivido en su extensión articular es lo que reflejará el artista Oliver Behrmann en Solar mañana jueves día 15 de mayo a las 21:00 de la noche y que como premisa del propio artista se pueda disfrutar desde el espacio físico pero también en streaming, ese lugar casi liquido que es la red y que a veces se comporta como hogar virtual. Lo que verán es acercarse el final del ciclo comenzado por Oliver Behrmann al inicio de De Manifiesto, una suerte de círculo perfecto de acción e imagen corpórea que se prenden energía entre sí como una reacción química en cadena.

Los cuerpos de Behrmann, aquellos que deambularon por las arterias de la ciudad yacen cansados y en decadencia pues para él esto es: “un adiós cruel a unos cuerpos nacidos durante el jolgorio de carnavales, salpicados de los vivos colores que cubren su rasgada piel compuesta por oquedades y brechas. el ciclo se cierra y toca decir adiós. Brillarán por última vez, más que nunca, y así quedarán grabadas en las retinas de los asistentes. Ahora sí, para siempre”.

Puedes verlo en directo a las 21:00 mañana pinchando el link:
http://proimcanarias.com/tv.html

Santa Cruz y sus palabras. “eco en 5 actos” de Joaquín Artime en Solar.

Uno de los ejercicios más complicados a los que normalmente nos vemos sometidos es poner en palabras aquello que sentimos y pensamos. Pocas veces estamos del todo conectados con lo que queremos decir y con lo que finalmente sale de nuestra boca o de nuestra mano. Las palabras, el lenguaje, nos constituyen y nos realiza como seres relacionales o sociales con el entorno de fondo. Este fondo/ciudad es el lugar donde nos movemos, vivimos, comemos, trabajamos, discutimos y reímos; una ciudad de fondo por la que fluyen ecos y murmullos.
El pasado Jueves 24 de abril se dio en Solar la unión de tres puntos de vista paralelos, un nudo que ha quedado ya ligado. Por una parte, la propia filosofía de Solar como lugar privado pero común como hito irradiante dentro de la ciudad, por otra De Manifiesto como proyecto expositivo en el que se trata de reflexionar acerca del movimiento y comportamiento del cuerpo en su entorno inmediato y, por último, la performance de Joaquín Artime eco en 5 actos,una suerte de amalgama de pensamientos sobre la ciudad de Santa Cruz reunidos por el propio artista a través de una convocatoria pública en redes sociales.
Para Joaquín Artime la palabra es importante, como encierro de significados y cárcel que podemos o no sortear, así como liberación que en eco para 5 actos se convierte en catalizador de múltiples interpretaciones de la ciudad. En Solar Santa Cruz se convirtió en lugar de amor y desamor, hogar, lugar de trabajo, en olores a mar y refinería, procesados de forma ritualizada y puesta en sonidos. El caos de palabras agolpadas se ordenan en 5 actos que, escritos al revés, y emitidos por Artime regalaron una vez más una interpretación de la vivencia del entorno urbano conectado, cuidadoso y responsable con los ecos de todas las personas que participaron en forma de palabras que describían su relación con Santa Cruz como de aquellos que presenciaron la acción del artista.

Lecturas compartidas en Solar. DeManifiesto

Este pasado domingo 6 de abril tuvimos el placer de compartir en el Solar unas horas de lecturas en el marco de lo que suscita DeManifiesto y de lo que cada persona que se acercó quiso regalar al espacio en forma de palabras. Aquí hubo de todo y una vez más se confirmó que hay una forma de acercarse a la ciudad, compartir el espacio con ella y celebrarlo con ella como muy bien dijo Lola Barrena en su lectura de Henry  lefebvre –La producción del espacio-. Este evento se organizó contando con la colaboración de la narradora oral Laura Escuela, un pequeño tesoro de este campo creativo que tenemos el placer de encontrar por estas tierras, nos brindó una versión muy personal de un relato de Galeano. Luego vino una de nuestras artistas, la solariega ya con honores Laura Gherardi que no sólo nos brindó con su acento deliciosamente italiano una elegía de Rilke, relacionada con su obra expuesta en DeManifiesto, sino que abrió en canal su creatividad y nos leyó un poema de su propia mano.

A partir de este momento todo fue rodado y la participación ya fue fluida, se leyó un precioso poema de Dylan Thomas en español y en inglés, se acercaron crónicas del Santa Cruz de antaño y cada vez que alguien se ponía delante de las personas que allí se encontraban era más ilusionante la sensación de gratitud. El trasiego de personas fue breve pero intenso, pues el sol se empeñaba en dominar más el día todavía. Pero aún así participaron Paloma Albadalejo, Alejandro Martín, Marcos Estrella, Carmen Delgado, Aaron Moreno Borges, Raquel Ponce, Jesús Pedreira Calamita representante de Tu Santa Cruz, David Perreko y Dalia de la Rosa entre otros.
A través de la lectura hemos compartido otra vez en Solar y hemos celebrado aquello que pone de manifiesto tanto el espacio como su filosofía, que la cultura es de todos y que de forma libre se puede compartir y celebrar, que la ciudad de Santa Cruz puede ir mucho más allá en la dinamización de sus rincones, en la animación de sus gentes y en sacar lustre al brillo que atrae a todos los foráneos por sus arterias.

Por esto, por todo lo anterior y por todo lo que vendrá muchas gracias. Gracias a todos porque esto ahora es de todos.