La búsqueda

En ese deambular por la ciudad y casi por casualidad y, probablemente por causalidad, aparece un espacio que parecía perfecto para fines culturales. Un solar con un portón abierto que dejaba ver un espacio lo suficientemente amplio como para poder trabajar en él. Su emplazamiento, óptimo para comenzar el proyecto. Su alrededor, completamente abarrotado de comercios potencialmente colaboradores.

Una vez elegido el lugar, había que encontrar al propietario. No fue una cuestión difícil, apareció sólo con indagar un poco aquí y allá. El dueño del solar es Carlos Schwartz Pérez, arquitecto y fotógrafo. Situado en la calle Suárez Guerra, número 15, (entrada por Pi y Margall) en Santa Cruz de Tenerife, ese espacio forma parte de la propiedad adyacente que Carlos Schwartz ha utilizado durante muchísimos años como estudio de arquitectura. La casa y el solar fueron heredados de su abuelo.

Una vez localizado, proponerle el proyecto fue cosa de dos días, y que aceptara con un entusiasmo sorprendente, apenas lo que se tarda en escribir “sí”.

A los pocos días quedamos y me dio la llave del portón del solar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s